Acompañamiento

La humanidad surge y avanza en una creciente igualdad y libertad de las singularidades, capaces de corporalizar en dinamismos y estructuras sociales todo el inmenso potencial creador que es la persona. Así, traemos la creatividad de lo humano lanzándolo hacia un futuro de fraternización y participación solidaria.

En Otro Punto de Partida nos es prioritario posibilitar el despliegue de la persona desde lo mejor de sí misma. Por ello, potenciamos dinámicas de acompañamiento que propicien el enriquecimiento recíproco, la vinculación y el arraigo creadores de autonomías reales.

Acompañar en Otro Punto de Partida

El acompañar mutuo tiene que ver con el crecimiento personal, con el alumbramiento de conciencias, con la facilitación de aprendizajes, con las vivencias de seguridad, con la creación de confianzas, con el conocimiento personal de las potencialidades y los límites, con el favorecer oportunidades formativas que abran un horizonte de estabilidad personal.

Acompañar es llevar a las personas en necesidades de integración social o laboral a la oportunidad de experimentar condiciones nuevas de vida que les permitan no quedarse donde estaban, generando posibilidades reales de dignificación, capacitación y confianza propia desde una alteridad próxima implicativa.